Pude parecer que en este tiempo nuestras parroquias, escuelas y actividades apostólicas han cerrado completamente. Sin embargo, la verdad es que nuestros sacerdotes, diáconos, empleados parroquiales y maestros se están sacrificando, apoyando a otros, y encontrando nuevas formas de servir a aquellos que están pasando por un momento difícil.

Sin la colecta semanal, nuestras parroquias también están enfrentando una crisis financiera.

Nos Necesitan Hoy

Lo que se está haciendo ahora mismo

Las parroquias están contactando a sus feligreses para ofrecer ayuda emocional y material.
Las parroquias se están movilizando para proveer alimentos y otras formas de ayuda.
Las parroquias han recibido peticiones urgentes y están haciendo todo lo posible para ayudar.
Los sacerdotes siguen celebrando la Santa Misa y las parroquias están ofreciendo oraciones, retiros y reflexiones en línea.
Los sacerdotes han encontrado maneras creativas para ofrecer los sacramentos.
Los maestros siguen dando clases en línea. Nuestras escuelas están en busca de recursos.

Cosas que puedes hacer ahora: ora por tu sacerdote y tu parroquia, busca la oportunidad para servir en tu parroquia e involucrarte, da lo que puedas financieramente -no importa cuán grande o pequeño sea tu donativo- y comparte este mensaje con personas en las redes sociales, por correo electrónico o a través de una llamada telefónica. No olvides usar el “hashtag” #pasalacanasta cuando compartas lo que tú y tu comunidad local están haciendo en las redes sociales.

Saldremos adelante juntos y, cuando lo hagamos, apreciemos más la Santa Misa, la Eucaristía y nuestra comunidad. Asegurémonos de que nuestras parroquias salgan adelante para así poder ser testigos de Cristo.

El 100% de tu donativo irá directamente a la parroquia de tu elección.